Teatro Centenario de La Serena baja su telón y cierra sus puertas

0
1384

En La Serena existe un ambiente de tristeza por el cierre del Teatro Centenario, que en los últimos años se convirtió en un espacio destinado para la exhibición de cine documental y extranjero. Además, este recinto albergó múltiples conciertos de rock y jazz, sumado de festivales de teatro y títeres.

Durante su último fin de semana de funcionamiento a cargo de la familia Cuturrufo, se realizó el Festival Chile Jazz, instancia que fue aprovechada por los asistentes para mostrar su apoyo al ex director del espacio cultural, Rodrigo Cuturrufo. Finalmente, este lunes se hizo entrega de las llaves al Arzobispado de La Serena, propietarios del inmueble.

 

Un lugar con historia

Este mítico espacio fue inaugurado en 1948, destacándose por arquitectura y valor patrimonial, congregando por años a miles de personas que disfrutaron del séptimo arte. Sin embargo, en el año 1996 dejó de operar para estos fines, por algunos años fue sede de tocatas de grupos rock regionales, siendo arrendado por diversas agrupaciones culturales.

Mientras que en el 1999 se desató un escándalo tras un polémico desfile de modas vanguardista, que en ese momento se dijo atentaba contra “la moral y las buenas costumbres”, lo que condujo a que se decretara su cierre.

Posteriormente el año 2000, el entonces monseñor Manuel Donoso anunció que se había tomado la decisión de vender el Teatro Centenario. De hecho, se publicitó en algunos medios nacionales, sin embargo, finalmente no se concretó.

El 2007 Rodrigo Cuturrufo, decidió arrendarlo para levantar ahí un nuevo espacio para la difusión de la cultura. La propuesta consistía en que en las dependencias del teatro se contara con una sala de conciertos, una cafetería, una galería de exposiciones y un espacio destinado al jazz.

No obstante, en octubre del 2017 se anunció que el Arzobispado de La Serena tomó la decisión de terminar el contrato, explicando que “como iglesia queremos darle un vuelco, pero manteniéndose en la misma línea, nunca dejando el tema cultural”.

Según Cecilia Marín Vega, administradora de bienes de la entidad religiosa, en entrevista con diario El Día “las razones de la determinación obedecen a que no estaban del todo conformes con el uso que se le estaba dando al lugar” agregando que “lo que se ha hecho en estos últimos años no ha sido muy fructífero para nosotros como iglesia, considerando que nosotros teníamos un acuerdo distinto cuando se arrendó el cine”, recalcó.

Article bottom ad

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.