El sangriento origen del Día de los Inocentes

0
221

El 28 de diciembre se conmemora el Día de los Inocentes, o más bien el Día de los Santos Inocentes, donde se hacen bromas de todo tipo, tales como el anuncio de un embarazo, propuestas de matrimonios o que tuvieron un accidente, entre tantas otras que ya son típicas año a año. Sin embargo, la fecha en realidad es una mezcla de cuestiones bíblicas con tradiciones paganas.

Según la tradición cristiana, el Evangelio de San Mateo relata que cuando los Reyes Magos buscaron a Jesús de Nazaret, pensaron que lo encontrarían en el palacio de Jerusalén y le comunicaron al rey Herodes del nacimiento de un niño que sería el soberano de Israel; al sentirse amenazado de perder el trono mandó a matar a todos los niños menores de dos años que vivieran en Belén y sus alrededores. Esto se tradujo en un infanticidio generalizado en el que murieron miles de bebés inocentes.

En el mismo día comenzó a celebrarse una fiesta popular con bromas de todo tipo, desde cuestiones personalizadas hasta incluso otras mediáticas (fake news), en la que se tergiversó la palabra inocente, que según la Real Academia Española (RAE) significa “libre de culpa”, con la palabra ingenuo.

Otra parte de la historia indica que las bromas se empezaron a hacer por todos los artilugios que los padres tuvieron que hacer para salvar a sus hijos.

Article bottom ad

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.