DONACIÓN DE SANGRE: UN ACTO DE AMOR QUE PERMITE SALVAR INNUMERABLES VIDAS

0
847

Según el Ministerio de Salud, la tasa de donación de sangre en Chile es de solo de 14 por cada 1.000 personas, a pesar de que se necesitan al menos 20 donantes por cada mil habitantes.

La sangre es fundamental para el cuerpo humano, pues no es posible vivir sin ella y la única forma de obtenerla es a través de donaciones voluntarias y altruistas de personas sanas, acto que permite salvar millones de vidas cada año, contribuyendo además a que pacientes que presentan enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con una mejor calidad de vida. En este sentido, se conmemoró el Día Mundial del Donante de Sangre, fecha instaurada por la Asamblea Mundial de la Salud, organismo máximo de la OMS, en el año 2005, con el fin de agradecer a los donantes de sangre, motivar a quienes aun no lo han hecho, sensibilizar respecto a la necesidad de disponer sangre segura a nivel mundial e informar cómo cualquier individuo puede contribuir en ello. En este sentido, Rodrigo Carvajal, jefe de Banco de Sangre Hospital de Coquimbo, destacó la relevancia la donación de sangre, explicando que “la importancia está vinculada con mejorar o mantener en cantidades óptimas el stock de componentes sanguíneos disponibles para transfusiones sanguíneas que se requieren en el hospital y dentro de los centros asistenciales de la red de salud”.

Daniela Zavala, jefa del Banco de Sangre del Hospital de La Serena, manifestó que “la sangre no se compra ni se fabrica, nos abastecemos solamente de las donaciones de sangre que realizan las mismas personas, por lo que se hace muy importante mantener estas donaciones, pues 1 de cada 7 personas que ingresan a un recinto hospitalario, requieren transfusión durante su estadía, las que son utilizadas en situaciones tales como los accidentes de tránsito, los partos complejos, enfermedades oncomatológicas y diversos tipos de cirugías que en pabellón requieren transfusiones sanguíneas”.

Según el Ministerio de Salud, actualmente en Chile, existen 51 lugares fijos de donación de sangre, los cuales dependen de los 29 Servicios de Salud existentes, pero, producto de emergencia sanitaria generada por el coronavirus, han sufrido modificaciones. En esta línea, la profesional, señaló que “en nuestra región, contamos con 4 sitios de atención de donantes, que son: el Hospital de Coquimbo, Hospital de Ovalle, Hospital de La Serena y la Clínica Elqui. Nosotros como Hospital de La Serena, en este momento, estamos ubicados en las afueras del recinto asistencial, con el fin de dar mayor tranquilidad a nuestros donantes, específicamente, a un costado, por calle Juan de Dios Pení #674, en las dependencias de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte”.

Por su parte, el jefe del Banco de Sangre del Hospital de Coquimbo expresó que “para poder hacer una donación en nuestro establecimiento se requiere un agendamiento previo, el que se realiza a través del teléfono 51 2 336169, donde nosotros les entregamos una hora dentro de las que tenemos disponibles y de esa manera el donante se adecúa a sus tiempos, lo que además permite hacer el procedimiento de forma más ordenada y organizada”.

Es necesario que aquellos que deseen donar tengan en cuenta que existen diferentes requisitos para poder llevar a cabo la donación, los cuales corresponden a la normativa nacional y según lo dicho por Daniela consisten en que las personas que deseen donar deben tener entre 18 y 60 años, siempre y cuando la persona haya realizado una donación en los últimos dos años, tener un peso superior a los 50 kilos, tienen que presentarse obligatoriamente con su Cédula de Identidad, o en su defecto, con pasaporte, en el caso de que sean extranjeros, deben haber ingerido un alimento en las últimas seis horas, vale decir, se recomienda que si acuden en la mañana, hayan consumido un buen desayuno. También, Rodrigo destacó que “se prefiere que el donante no venga manejando ningún tipo de vehículo, pues de esa forma prevenimos que posterior a la donación la persona pueda sentirse mal y generar un accidente”.

Pero, debido a la contingencia, el Hospital de La Serena agregó algunos indicaciones que se relacionan con el coronavirus, tales como que el donante no presente ninguna sintomatología respiratoria, en los últimos 14 días no debe haber llegado desde el extranjero ni de una ciudad que se encuentre en cuarentena total y además que no haya tenido contacto estrecho con un caso positivo o con sospechoso de coronavirus que se encuentre actualmente en cuarentena.

Cabe recordar que, de acuerdo con la información de la Organización Mundial de la Salud, el acceso a la sangre segura sigue siendo un privilegio de unos pocos, pues la mayoría de los países que poseen ingresos bajos y medianos presentan dificultades para adquirir sangre segura, debido a que faltan donaciones y equipos para analizar la sangre, por lo que el 42% de las donaciones de sangre que se llevan a cabo a nivel mundial se hacen en países de altos ingresos, en los que solo vive el 16% de la población total.

En este contexto, debido a la contingencia y todo lo que ha sucedido por el Covid-19, la donación de sangre se ha visto considerablemente afectada, existiendo una disminución sustancial a nivel país respecto a meses anteriores, hecho con el que Daniela coincide “estamos bastante preocupados, porque durante la pandemia las donaciones han disminuido mucho a nivel país, llegando incluso a un 85% y nosotros no estamos muy lejanos a eso, pues hemos disminuido en un promedio de un 80%, aproximadamente, en nuestras donaciones y además hemos aumentado nuestra demanda, ya que recibimos pacientes que antiguamente se derivaban a la Región Metrolopolitana y hoy los centros asistenciales de la capital no los están recibiendo, por lo que nosotros nos hemos hecho cargo, específicamente, en el caso de los pacientes oncomatológicos”. Además, agregó que ha sido la situación más compleja que se le ha presentado a la donación ante la crisis actual ya que “este tipo de pacientes consumen muchísimos productos sanguíneos, por lo que sus familiares y círculo social se van agotando y no podemos depender de que ellos estén devolviendo constantemente la sangre, además es algo que no le podemos exigir”.

Es importante destacar que de acuerdo a lo dicho por Zabala, todos los productos sanguíneos tienen tiempos de vencimiento y de allí radica la importancia de la donación constante, por ejemplo, los glóbulos rojos duran 42 días, el plasma fresco tiene un tiempo de caducidad de un año si es almacenado a 30ºC y las plaquetas duran solamente 5 días y son consumidas mayormente por pacientes oncomatológicos. “Necesitamos tener un aporte constante de donaciones para poder mantenernos con estos productos sanguíneos de manera estable, ya que muchos de estos pacientes necesitan transfusiones de plaquetas cada 12 horas y en cada ocasión que lo realizan, requieren un promedio de 6 unidades de plaquetas”, precisó.

La sangre que más se requiere es la O RH positiva, correspondiente al donante universal y como la mayoría de la población la posee, se logra compensar el déficit. No obstante, según lo dicho por  Carvajal “muchas veces nos surge la condición de que hay personas que tienen O RH negativos, lo que lo hace más complicado, pues no siempre tenemos stock de ese componente y se requiere para esos casos que los familiares, aporten sus respectivos donantes para poder realizar la transfusiones”.

Tanto el Hospital de La Serena como el de Coquimbo han desarrollado iniciativas con el fin de motivar e incentivar la donación de sangre, pues si bien el coronavirus ha impactado de forma directa en el stock disponible, existen nuevas formas en que la población puede realizar este acto de amor voluntario y altruista. En el caso del Hospital de La Serena, se trabajó en la iniciativa ‘Ruta Salvavidas’, que consiste en llevar el Banco de Sangre a lugares más apartados, actividad que inició el 26 de mayo, siendo Salamanca su primer destino, “fue muy exitoso ese recorrido, hace poco estuvimos en Illapel, donde marcamos un hito importante, pues fue nuestra mayor colecta histórica y el 24 de junio, iremos a Los Vilos y así sucesivamente. Pretendemos incorporar nuevos puntos de colecta en esta ruta, con el objetivo de dar a conocer esta realidad en lugares más apartados, donde no cuentan con sitios de donación, además de involucrarlos a ellos en el problema de la  falta de sangre y mantener los stock de los productos sanguíneos, al menos sobre los niveles críticos, para que así no se pongan en riesgo las terapias transfusionales de los pacientes que la requieren”, indicó la jefa del Banco de Sangre del recinto asistencial.

Por otro lado, el Hospital de Coquimbo aplicó la modalidad de atención a domicilio, instancia donde se le ofrece al donante que, en caso de que no pueda o no quiera asistir al recinto a realizar su donación, los profesionales se trasladen hasta su hogar “nosotros vamos con un vehículo, el cual es exclusivo para ese fin y se le hace todo el procedimiento bajo todas las medidas de seguridad para evitar contagio tanto al donante como a los funcionarios del Banco de Sangre que vamos a hacer el procedimiento y de esa forma, mejoramos el stock que necesitamos”, explicó Rodrigo.

Leyla Inda Alfaro es una mujer de 47 años, quién desde inicios del 2019, padece Leucemia Linfoblástica Aguda, por lo que, en este momento, se hace urgente que diferentes personas, independiente del tipo del sangre, acudan a los recintos habilitados para la donación en el Hospital de La Serena. De acuerdo a lo anterior, Annitsa Harris, sobrina de la paciente, recalcó la importancia del acto voluntario “mi tía, Leyla Inda Alfaro, hace más de un año  lucha contra una Leucemia Linfoblástica Aguda y constantemente requiere de transfusiones. Como ella hay cientos de personas que por sus tratamientos, ya sea oncológicos o renales, necesitan de donantes, sin embargo, por la contingencia sanitaria estas han disminuido considerablemente, por lo que hago un llamado a la comunidad a acercarse a los hospitales, tanto de La Serena como de Coquimbo y donen, porque actualmente hay gente, como mi tía, que necesita más que nunca de su ayuda”, aseveró.

Rodrigo Carvajal hizo un llamado a la población a que si alguien desea donar sangre pueda organizarse en su comunidad “el hecho de hacer un llamado a donar de forma masiva en una comunidad o en un territorio nos permite tener una mayor cantidad de donantes y hacer más eficiente todo el trayecto donde nos dirigimos a una población o a un lugar especifico dentro de la comuna”.

Daniela Zavala invitó a la comunidad para unirse a este acto de amor “invitar a la comunidad a que se haga parte de esta Ruta Salvavidas, o de cualquier estrategia de donación en la región donde puedan colaborar, lo que se enmarca al llamado realizado por el Servicio, del cual todos los hospitales somos parte”, añadiendo que “la falta de sangre es un problema social hoy en día, del que todos nos deberíamos hacer cargo para poder solucionarlo, pues la tarea parte por fomentar y dar a conocer el déficit de sangre que existe actualmente, en Chile. Quiero decirle a las personas que no solo está el coronavirus, las demás enfermedades no se han detenido, continúan los pacientes que las padecen y requerimos de su colaboración para que no les falten sus tratamientos”.

Por: Carolina Herrera.

Rodrigo Carvajal, jefe del Banco de sangre Hospital de Coquimbo.
Rodrigo Carvajal, jefe del Banco de sangre Hospital de Coquimbo.
Daniela Zavala, jefa del Banco de Sangre Hospital de La Serena.
Daniela Zavala, jefa del Banco de Sangre Hospital de La Serena.
Información de Leyla Inda Alfaro.
Información de Leyla Inda Alfaro.
Article bottom ad

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.