Consejos para disfrutar de lo rico de la comida típica sin sufrir las consecuencias

0
708

Por: Andrea Cortes Cerda // Interna Nutrición UCN Coquimbo

Llegó septiembre y con ello la emoción de que en pocos días comienzan las Fiestas Patrias, una fecha para estar con la familia y amigos, y por supuesto, disfrutar por casi más de una semana. Sin embargo, todos sabemos cuáles son las consecuencias de la gran cantidad bebidas y comida, porque pasan la cuenta. De a poco llega el calor y no queremos que los excesos afecten nuestro ansiado verano sin polera, como también y más importante, nuestra salud.

Los requerimientos energéticos promedio de la población chilena, es decir, la cantidad de energía que necesitamos para que nos movamos día a día, ronda entre las 1.700 a 2.000 calorías, pero en periodos de festividades, el consumo promedio de un día puede alcanzar incluso las 5.000 calorías, ya que las empanadas, choripanes y las bebidas alcohólicas, alimentos más consumidos, aportan demasiada energía, por lo que después de toda una semana de fiesta y parranda, una persona puede llegar a subir entre 5 a 6 kilos de peso, además de los típicos dolores de estómago y vómitos que pueden ser síntoma de posibles intoxicaciones por alcohol y alimentarias como resultado de comer en exceso y muchas veces en lugares no autorizados. Por lo mismo, siempre para estas fechas hay un aumento de las consultas en servicios de urgencia y consultorios por las descompensaciones metabólicas, producto de querer “celebrar”.

Entonces, ¿Qué podemos hacer para tener una buena alimentación y ser responsables en estas Fiestas Patrias?

Disfrutar de lo rico de la comida típica sin sufrir las consecuencias es posible, porque nadie quiere terminar sus celebraciones con una visita al médico. Con estrategias simples y siendo responsables con los siguientes tips, podemos hacerlo:

  • El asado es el protagonista de esta fiestas, pero siempre será mucho más sano prefiriendo carnes magras, como posta, asiento, lomo liso y aves sin piel.
  • Si le gusta la grasa, por su sabor, sea moderado y elimine el exceso presente en las carnes. Utilizar especias como ajo, pimienta, cebolla, comino o merkén para darle un sabor mucho más rico.
  • El asado no tiene que ser solo de carnes, asar pimientos y cebollas para acompañar también es positivo, incluso puede experimentar con champiñones o incluso zapallitos italianos, teniendo una alternativa para nuestros comensales vegetarianos o veganos.
  • Aproveche las verduras como acompañamiento para acompañar sus carnes y otros platos dieciocheros, preparándolas no tan solo como ensaladas, sino asadas y guisadas, sin auto engañarse con la ensalada de papa, choclo con mayonesa y arvejitas ya que estos últimos tienen un aporte calórico equivalente al consumo de arroz.
  • Choripanes, vienesas y embutidos son aperitivo muy popular, tanto por su valor como por su sabor, pero ¡que no se conviertan en los protagonistas! Su alto valor calórico y composición pasan la cuenta dejándonos con más de un dolor de estómago.
  • Alterne el consumo de empanadas y choripanes entre los días de celebración, consumiendo una unidad por vez y evitando juntarlos durante un mismo día, su guatita se lo agradecerá.
  • Ojo con los aderezos y salsas: En esta época el pebre y chancho en piedra son los mejores aliados para acompañar las comidas, evitando al máximo las salsas altas en grasa como mayonesa casera, la cual además trae el riesgo de intoxicación alimentaria si no está preparada adecuadamente. También puede preparar vinagretas y salsas a partir de vegetales cocidos, especias y aceite en crudo para darle un toque colorido y más saludable.
  • Prefiera bebidas zero o jugos naturales sin azúcar o con endulzante, porque así podrá disminuir calorías sin notarlo.
  • El vaso es un fiel compañero de celebración, pero beba con moderación prefiriendo el vino tinto o la cerveza por sobre el consumo de destilados con bebida, como pisco o ron.
  • Tome agua entre tragos y comidas, así siempre se mantendrá hidratado y ayudará a evitar la resaca ¡el peor amigo después de las celebraciones!

Siempre podemos comer de todo un poco, pero sin caer en excesos. Cocine con dedicación y disfrute junto a sus cercanos, comer lento y reconocer los sabores, no solo para llenarse de comida, es la clave de la buena alimentación, así tendremos un buen recuerdo de las Fiestas Patrias y no solamente los kilos de más.

Article bottom ad

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.